CONCLUSIONES

Tras haber visto algunas de las herramientas más difundidas y utilizadas en la teleformación y haber reflexionado sobre la conveniencia de usarlas, con sus virtudes y con sus defectos. Os propongo el último fragmento del artículo del Observatorio Tecnológico del MEC que cito en el primer capítulo de estos talleres.


Los niños, los jóvenes universitarios y quienes realizan estudios de postgrado o de actualización profesional, no quieren navegar en un océano de información que los desborda y abruma. Reclaman quizá, mayor autonomía y flexibilidad en sus procesos de aprendizaje, pero también reclaman una acción tutorial, una propuesta coherente de objetivos, una selección de contenidos, un seguimiento detallado de sus procesos de aprendizaje y un asesor especializado y capaz. Es decir, cuando se conectan a Internet para formarse reclaman un profesor al otro lado de la línea.


Como ya sabéis la utilización del wiki os permite añadir, corregir y borrar. Aunque espero que no haga falta hacer nada de estas dos últimas cosas, lo que sí os pido que es que escribáis aquí a continuación alguna reflexión sobre estos talleres. También me podéis escribir a mi correo personal (carmeloloya@gmail.com) y contarme tanto lo que os ha gustado como lo que no os ha gustado.




¡¡¡MUCHAS GRACIAS!!!